Mi Experiencia Personal

ˇAYÚDANOS A HACER NUESTRO PROYECTO REALIDAD!

Construiremos con tu ayuda un hogar con talleres para jóvenes y adultos con autismo donde puedan seguir aprendiendo y ganando destrezas hacia una mayor independencia.

Búscanos en Facebook
Síguenos en Twitter

Leitza Cruz – Julio 2011

Recuerdo que recibí una llamada telefónica de la escuelita de Leonel, en donde la maestra me decía, “Sra. Barrera, necesitamos hablar con ustedes, con relación a Leonel”. Desde ese momento, hace 17 años, cambió la vida de mi familia, de manera radical. Leonel pasó por varios diagnósticos y pruebas, para que finalmente, nos hablarán de “espectro autismo”. Solo tenía 2 años y medio, vivíamos en una ciudad ajena y contaba con un reducido presupuesto, sin olvidar que no existía el internet. Mis padres sin ser invitados, abordaron este barco llamado”autismo” apoyándome moral como económicamente, pues este recorrido cuesta, en todos los sentidos. Por otro lado, otros se quedaron en el puerto…y regresamos a Colón, mi hijo y yo. Continuamos la búsqueda de ayuda especializada, en profesionales que conocieran sobre el autismo, encontrando desde terapias con música hasta programas intensivos de 3 meses!.
Gracias a la tenacidad de mi madre y el apoyo incondicional de mi padre, salimos adelante. Nos turnamos para viajar 2 horas hacia la ciudad cada semana a las terapias de modificación de conducta de Leonel, mientras que recibía, 3 veces a la semana, terapia del lenguaje y ocupacional en Colón. Por un espacio de 12 años de su vida, Leonel recibió terapias y por 4 años estuvo medicado. Cada palabra, cada gesto hasta un abrazo, como dice la canción, para nosotros representaba un logro. Los primeros 7 años de su vida, fueron cruciales, para que aprendiera a comunicarse en nuestro mundo y que nos permitiera entrar al suyo. Estudió desde los 8 años integrado en aulas regulares con adecuación académica.
Mi hijo Leonel tiene Asperger, cuenta con 19 años, cursa el 6to año de secundaria, lee, escribe y se comunica con los demás en español e inglés y aspira ser Ingeniero en Sistemas y eso será otro reto para nosotros. Amo y aprendí a aceptar a mi hijo, tal como es, con sus defectos y virtudes, pues también es un adolescente y busca salir. El está aprendiendo a aceptarse, mas no tiene limites, sabe desde muy pequeño de luchas, tiene un temperamento aguerrido, enfrenta la vida de esta manera, Broma o serio?, es un caballero, Leonel es nuestro ángel!.