Mi Experiencia Personal

ˇAYÚDANOS A HACER NUESTRO PROYECTO REALIDAD!

Construiremos con tu ayuda un hogar con talleres para jóvenes y adultos con autismo donde puedan seguir aprendiendo y ganando destrezas hacia una mayor independencia.

Búscanos en Facebook
Síguenos en Twitter

Maurice Kipping – Enero 2012

Desde que nació Maurice, como la mayoría de los padres, enfocamos nuestras vidas en su bienestar y con lo acelerado de la rutina igual nos olvidamos de la importancia de tener un propósito para la vida. Pero Dios, en su infinita sabiduría, sabe ocuparse de todo esto y decidió, por alguna buena razón dentro de su inescrutable plan, encomendarnos el cuidado de uno de sus ángeles. Esto, como a muchos, nos tomó de sorpresa al principio pero con el tiempo lo entendimos y aceptamos. Seguramente los padres de personas con espectro autista han sido escogidos para misiones de ese tipo. ¿Qué otra cosa son las personas con esta condición sino ángeles? ¿Quién más es tan transparente e incapaz de mentir, conspirar o engañar?
El nuestro fue diagnosticado a los dos años y pasó por las atenciones a nuestro alcance y ha logrado escolaridad de secundaria. Actualmente, con no pocos esfuerzos, está trabajando a tiempo parcial y planeamos ubicarlo en una carrera de su gusto a nivel universitario.
Maurice es una persona jovial, cariñosa, atenta y de buen sentido del humor. Puede establecerse metas y lograrlas y por eso creemos que logrará su autosuficiencia. Estamos orgullosos de él.
Con el apoyo de muchos, algunas instituciones y en especial de la Fundación Soy Capaz, estamos seguros de que cumpliremos con la misión encomendada.