Mi Experiencia Personal

ˇAYÚDANOS A HACER NUESTRO PROYECTO REALIDAD!

Construiremos con tu ayuda un hogar con talleres para jóvenes y adultos con autismo donde puedan seguir aprendiendo y ganando destrezas hacia una mayor independencia.

Búscanos en Facebook
Síguenos en Twitter

Luis Jesus Rodriguez - Enero 2014

Luis Jesús nació en nuestra tierra natal Cuba, en un parto sin complicaciones y fue un bebe con un desarrollo normal hasta los 14 meses cuando notamos que al empezar a caminar lo hacía en puntillas, además no atendía a su nombre, formaba muchas rabietas y todo lo trepaba. Aunque estaba desarrollando lenguaje, al llegar a los 2 años empezó a perderlo, cada día hablaba menos y no jugaba con otros niños o los imitaba. A Luis Jesús en cambio le atraían los juegos que los adultos le hacían como levantarlo en peso y lanzarlo en el aire. Cuando  había otros niños cerca, a Luis Jesús le costaba jugar con ellos y prefería jugar solo. Pensábamos que como era hijo único había aprendido a estar más a gusto con adultos. Luis Jesús siempre ha sido selectivo en su comida lo que nos ha obligado a prepararle comidas modificándole los ingredientes. No le gustan las frutas y vegetales tampoco algunas carnes.

Al llegar a los 4 años el lenguaje de Luis Jesús empezó a aumentar. La maestra en la escuelita a la que asistía lo ayudó mucho y su asistente se dedicaba únicamente a el ya que tiende a distraerse. Ahora vivimos en Panamá en el pueblo de Vaquilla en una finca rodeados de animales que son el encanto de Luis Jesús. El aire del campo le ha servido mucho pero como somos extranjeros y vivimos lejos de la capital, nos ha costado encontrar las ayudas para nuestro hijo. En estos momentos buscamos una escuela pequeña en Penonomé donde inicie su primer grado, pero estamos optimistas que todo va a salir bien ya que sabemos que aprende rápido y estamos para apoyarlo.