Mi Experiencia Personal

ˇAYÚDANOS A HACER NUESTRO PROYECTO REALIDAD!

Construiremos con tu ayuda un hogar con talleres para jóvenes y adultos con autismo donde puedan seguir aprendiendo y ganando destrezas hacia una mayor independencia.

Búscanos en Facebook
Síguenos en Twitter

Experiencia Personal-Tatiana Navarrete-Mayo 2020

Por: Tatiana Navarrete Parte II

Perdí la vista durante 6 meses pero mi hermano Carlín me apoyó en todo momento hasta me brindó técnicas como organizarme para poder ser dentro de mi estado de no vidente independiente. Gracias a una operación recobré mi vista y también en mis días de recuperación el me ayudaba a vestirme a organizarme, siempre me decía que todo iba a estar bien que Dios estaba conmigo y que todo lo hiciera paso a paso. Nunca olvidaré su rostro cuando me quitaron las vendas y le dije te ves muy bien su sonrisa lo dijo, después de varios minutos me dijo has regresado. Fue difícil para el verme así pero sentía su fuerza su apoyo físico y espiritual donde íbamos caminando. Una anécdota que tengo durante mi ceguera que me hizo llorar es que un día quería ponerme una camisa y mi mamá ni nadie más podía encontrarla a lo que me frustré pues no lograba comunicarme y sentí una impotencia tal que me puse a llorar y me tiré al piso gritando Dios mío quiero ver de nuevo.  Mi mamá trataba de consolarme pero no lo logró, cuando llega mi hermano Carlín y me dijo cuando estaba pequeño me decías que no gritara que te dijera despacito que necesitaba hoy te digo lo mismo a ti dime que necesitas dime el color si recuerdas un dibujo algo en total. El encontró la camisa y me ayudó a organizar mi recámara para ayudarme a encontrar todo siendo independiente. Es increíble todo lo que se le enseñó el me lo recordó y supo comprender mi situación. Después de mi operación estaba pendiente de mis medicamentos se levantaba a media noche si era necesario. Gracias a Dios por darme un hermano comprensivo y amoroso un HERMANO AZUL.